prenota

Reservas

N. Adultos Reserve en sólo 2 minutos!

Cinque Terre


¿Por qué se llama Cinque Terre? Antiguamente, las cinco ciudades de Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza y Monterosso estaban completamente aisladas por las montañas y por el mar, en un ambiente magnífico de naturaleza ruda y salvaje, y con una economía de autosuficiencia. Los pequeños grupos de casas construidas una al lado de la otra, sólo podían ser alcanzados por barco o por senderos sinuosos que aún hoy son utilizados por aquellos que quieren descubrir el paisaje sin prisa, en silencio y a pie, para no dañar el frágil equilibrio natural y el paciente trabajo hecho por el hombre. Por no tener un nombre específico, las personas siempre llamaron de Cinque Terre a las cinco poblaciones y hoy en día, que ya han sido descubiertas y apreciadas por un turismo proveniente de todas las partes del mundo, pueden ser alcanzadas en tren y volverse patrimonio mundial por la UNESCO. Este nombre se volvió sinónimo de ambiente natural, arte, historia, cultura y de un pequeño museo al aire libre.


Corniglia es la más pequeña de las poblaciones de Cinque Terre, pero también es la más auténtica, aquella con la atmósfera más íntima. Está situada sobre un promontorio rocoso, en una posición panorámica que se abre de brazos sobre el mar. Se llega a pie, a través de los senderos de Vernazza o de Manarola, o de la estación, a nivel del mar, subiendo la Lardarina, una escalera con 382 peldaños de piedra. Para los menos deportivos, hay un servicio regular y amigo del medio ambiente de furgonetas y autobuses ecológicos. La ciudad se desenvuelve alrededor de un eje principal, Via Fieschi, que lleva a la iglesia de San Pietro.
En el mirador de Santa María, que ofrece una vista soberbia al mar y a la costa accidentada de Cinque Terre. El promontorio está cercado por colinas cubiertas de viñedos, cultivados en terrazas, en líneas de tierra organizadas verticalmente, delimitadas y protegidas por los tradicionales muros de piedra seca. Más abajo, sobre el mar, se encuentran la estación y algunas playas bastante salvajes, entre las cuales está la de Guvano, que se hizo famosa por el movimiento hippie y que también está abierta a los naturistas. Gracias a la feliz unión entre el mar y la roca, pero también, y especialmente, por su aspecto auténtico, con pocas interferencias del hombre, esta parte de la costa es, probablemente, la más sugestiva de todo el Parque Natural de Cinque Terre.


Riomaggiore es la más oriental de las ciudades de Cinque Terre, y es el punto de partida de la famosísima "Via dell'Amore" (Carretera del Amor) un sendero esculpido en la rocha y que se abre de brazos al mar, que ofrece vistas deslumbrantes. Enclavada entre las montañas y el mar, la ciudad se desarrolló en varias líneas paralelas de casas, altas y estrechas, con fachadas pintadas de colores pastel de acuerdo con la tradición de la Líguria. Una leyenda pone el origen de Riomaggiore en el siglo VIII, cuando un pequeño grupo de refugiados griegos, que habían escapado de la persecución del emperador bizantino, se instaló aquí. La ciudad está organizada alrededor de un pequeño puerto, el verdadero corazón de la vida de la ciudad, animado en todas las estaciones.


Manarola, la segunda ciudad más pequeña de Cinque Terre después de Corniglia, pertenece al club exclusivo de los más bellos aglomerados urbanos de Italia. Las casas, con fachadas pintadas con colores vivos, están muy próximas las unas de las otras, los callejones, aquí llamados caruggi, forman una estructura densa, a veces organizados en varios niveles, con pasajes suspensos que conectan los pisos superiores de los edificios. Todos los años, durante el período de navidad, la colina que domina a ciudad es iluminada por un belén gigante, en el que todos los personajes y escenarios son hechos de lámparas.


Monterosso es la más grande y ciertamente la más animada de las ciudades de Cinque Terre. La parte moderna, Fegina, donde están la estación, la playa y varios bares y restaurantes, queda separada del centro histórico medieval por un túnel. Entre las dos partes está el castillo, construido por la noble familia genovesa Obertenghi y la torre Aurora, anteriormente utilizada por la población local para defenderse de los ataques de piratas sarracenos; los dos edificios dominan el mar. Una estatua del dios Neptuno parece sustentar el contrafuerte rocoso que separa las dos poblaciones. Las calles estrechas de la ciudad medieval, coloridas y alegres, quedan punteadas de pequeñas actividades comerciales y tiendas que venden productos típicos o artesanía. La iglesia de San Giovanni Battista es un bonito ejemplo de la arquitectura gótica de la Ligúria. Entre Levanto y Monterosso, el promontorio de Punta Mesco es atravesado por un sendero panorámico que lo escala, en medio de la vegetación mediterránea, entre viñedos y olivos.


Vernazza es la única entre las ciudades de Cinque Terre que fue construida en un puerto natural, en el centro de una pequeña ensenada protegida por un anillo de arrecifes. El origen de la población data de la Edad Media, y sus casas delicadamente decoradas son testigo del pasado glorioso del tiempo de las repúblicas marítimas, cuando Vernazza era una de las principales ciudades de la República de Génova. La población es típica de la Ligúria, con características comunes a las otras de Cinque Terre y, de modo general, de toda la costa de la Ligúria, con las casas pintadas con colores vivos y con ventanas circundadas por frescos en trompe l'oeil o los callejones enmarañados en un intrincado laberinto; las barcas de madera de varios colores de los pescadores y el aire perfumado con olores de sal y limón. Por detrás del pequeño puerto y de la playa, se encuentra la famosa plaza que recibe a los visitantes, ofreciéndoles muchas oportunidades para descansar, mientras la iglesia parroquial de Santa Margherita d'Antiochia, muy imponente, con su torre que se parece a un minarete, parece desafiar el mar.


La Via dell’amore (La Carretera del Amor) conecta Riomaggiore con la población de Manarola. Este paseo con vistas al mar, con alrededor de un kilómetro, hace parte de un camino mucho más largo, el Sentiero Azzurro (El Camino Azul), que va de Portovenere en dirección a Sestri Levante. Abierto a inicios de la década de los años 20, con el objetivo de crear un medio de comunicación entre las dos poblaciones que hasta entonces no tenían muchas relaciones, rápidamente se volvió un lugar altamente simbólico para jóvenes enamorados, que empezaron a usarlo como una estampa romántica y propicia, para declaraciones de amor o peticiones de mano.
  • SEGUIMIENTO
  • social
  • social
  • social
  • social
  • social

NUESTROS APARTAMENTOS

Prenota con noi
  • inalámbrico
  • Aire acondicionado
  • Aparcamiento gratuito
  • Terraza
  • Hidromasaje Bañera
  • cocina Equipada
  • VOIP teléfonos

unirse a la Newsletter

Prenota con noi

Obtener una vista previa de todas nuestras ofertas para tus vacaciones ... se mantengan actualizados mediante la suscripción a nuestro boletín de noticias! Sólo se necesita un clic!

CLELIA APARTMENTS
Deiva Marina, Riomaggiore, Corniglia
Tel +39 0187 82626 - Mobile e Whatsapp +39 335 472605 - Fax +39 0187 816234 - Email: apartments@clelia.it - Skype